Menos ideas geniales y más business canvas

Esto que voy a comentar no es muy popular, lo sé, pero tengo que decirlo: emprendedores del mundo, ánimo, adelante, pero asesórense bien antes de empezar, y trabajen sus business canvas con alguien que sepa de su sector y su negocio. Tu intuición genial no vale nada. La clave está en cómo la llevas a cabo.

Porque esgrimir tu idea no te servirá de nada cuando te veas sin clientes dentro de unos meses, sin liquidez, ni tracción que mostrar a un inversor, ni ánimos para continuar. Con un poco de suerte, tu pareja no se habrá cansado de ti y al menos podrás volver a casa a contarle lo mal que está el mundo y lo injusto que es todo.

Yo sé que muchos prefieren la idea romántica del emprendedor imbatible que se levanta un día por la mañana gritando “¡¡eureka!!” al mundo y que en dos días te monta un proyecto de esos que-nos-vamos-a-forrar-te-lo-juro-por-mi-madre. Soy periodista, así que cuando hablo de ideas románticas acerca un trabajo sé de lo que hablo. Y aunque un toque de romanticismo es muy saludable, basar un proyecto emprendedor en la ilusión no es el mejor comienzo. Mejor que yo lo explica Fernando Trías de Bes en El libro negro del emprendedor, de lectura muy recomendable.

A veces te preguntas, es inevitable, si de verdad hacen falta tantos y tantos proyectos que muchas veces se solapan. Una persona, un proyecto. Dos personas, dos proyectos. ¿Tiene sentido eso? ¿No sería mejor aunar esfuerzos y constituir equipos de alto rendimiento con los perfiles adecuados? En lugar de eso, cada uno prefiere hacer la pelea por su lado. Vale, es tu proyecto y lo respeto. Pero al menos fórmate y acompáñate de personas que den forma a tu visión de negocio. Más reflexión y más business canvas. Más mentorización y definición de tu mercado. Más foco, en definitiva.

Desde la agencia de marketing Digital KPI hablamos con muchos proyectos tecnológicos, y por cada nuevo cliente que entra, típicamente negocios online, le incluimos una hora gratis de acompañamiento en modelo de negocio (con opción a más) para ayudarle a definir su mercado. Primero vamos a saber si vendes peras o manzanas, y quién se supone que te las va a comprar. Ya luego definiremos campañas. Te aseguro que haciéndolo así, la eficacia de tu marketing online se verá muy acrecentado.

Anuncios